Declaración de la Escuela de Ciencias Sociales del Instituto Tecnológico de Costa Rica ante los dichos de Jair Bolsonaro

Pronunciamiento de solidaridad de la Escuela de Ciencias Sociales del Instituto Tecnológico de Costa Rica con los profesionales de filosofía y sociología de las universidades púbicas brasileñas

  1. Con gran preocupación nos hemos enterado de las intenciones del Gobierno de Brasil en la Administración de Jair Bolsonaro y su Ministro de Educación Abraham Weintraub de limitar y cerrar el financiamiento a las universidades públicas para la filosofía y la sociología y más bien dirigir los recursos a aquellos campos como los ingenierías, la medicina y los estudios tributarios en los que hay un “retorno inmediato”
  2. Recordamos de la Declaración de la UNESCO sobre la Educación Superior (1998) las siguientes dos importantes elementos de la misión de la Educación Superior, que se logran mediante la docencia, la investigación y la formación para: “d) contribuir a comprender, interpretar, preservar, reforzar, fomentar y difundir las culturas nacionales y regionales, internacionales e históricas, en un contexto de pluralismo y diversidad cultural; e) contribuir a proteger y consolidar los valores de la sociedad, velando por inculcar en los jóvenes los valores en que reposa la ciudadanía democrática y proporcionando perspectivas críticas y objetivas a fin de propiciar el debate sobre las opciones estratégicas y el fortalecimiento de enfoques humanistas”. La misión de la Educación Superior no puede alcanzarse, y más bien se verían truncadas, si se limita la investigación y la formación en las áreas de la filosofía y la sociología como lo pretende este nuevo gobierno. Estas limitaciones representan un fuerte golpe a todas las ciencias sociales, a la democracia brasileña, al tiempo que son un mal ejemplo para el resto de los países latinoamericanos
  3. La Escuela de Ciencias Sociales del Instituto Tecnológico de Costa Rica hace público su rechazo a estas pretensiones del gobierno de Jair Bolsonaro y de su Ministro de Educación Abraham Weintraub por considerarlas antidemocráticas, inmediatistas y no consistentes con los valores de la sociedad brasileña. Al mismo tiempo solicita al gobierno de Brasil y el Ministerio de Educación que retroceda en estas pretensiones y permitan que la Ciencias Sociales, la Sociología y la Filosofía brasileñas sigan haciendo sus valiosas contribuciones en la comprensión de la sociedad y el mejoramiento de nuestros pueblos como lo ha hecho en distintos momentos de su historia reciente, y que sigan siendo ejemplo, como lo han sido en el pasado.